null

Publicado por Elena Guardo on 21st Jul 2020

PASADO Y FUTURO DE LA MARCA DEL MES: SAME

Nuestro amor por los tractores de época nunca se desvanecerá. Pero, por otro lado, ¿a quién no le sorprenden las innovaciones técnicas que hacen que las labores agrícolas sean más fáciles que nunca? Echemos un vistazo a cómo han evolucionado los tractores SAME, comparando el primer tractor que sacó la firma con el más reciente.

Nuestra marca del mes, SAME, no se puede separar del mundo de la agricultura. Su historia y su contribución al desarrollo tecnológico de la maquinaria agrícola enorgullecen al pueblo italiano.

Aunque la marca SAME no se estableció hasta 1942, los fundadores, los hermanos Cassani, abrieron nuevos caminos al ser los primeros en instalar un motor diésel en un tractor: el Tractor Cassani de 40 hp. Un proyecto agresivo en esos tiempos, pero nada comparado con la última línea de tractores, la familia SAME Virtus. Aunque ambos mostraron una gran innovación en sus respectivas épocas, las diferencias son, como era de esperar, enormes.

Antes de que se inventaran el diésel y otros tipos de motores, la eficiencia era un problema importante que venían arrastrando los tractores: el motor de vapor medio tendía una tasa de eficiencia del 10%, lo que significa una pérdida del 90% de la energía. El inventor del motor diésel, Rudolf Diesel, estaba decidido a mejorar la eficiencia a una tasa del 75%. Desafortunadamente, no pudo lograr tasas superiores al 25%. El Cassani 40 hp era sostenible, pero nada comparado con sus hermanos mayores de la familia SAME Virtus. Utilizando tecnología de inducción forzada ´turbo-intercooler´ y de gestión de motor eléctrico, las tasas de eficiencia pueden llegar hasta el 50%. En pocas palabras, el tractor SAME moderno ahorra el doble de combustible que el Cassani hp 40.

Una cosa es segura, el Cassani hp 40 no podría soportar la carga necesaria para el mantenimiento de un terreno agrícola medio hoy en día. Con 40 caballos de fuerza y una velocidad máxima de 15 km/h, se queda muy alejado del Virtus, donde los modelos ya vienen al menos con 110 caballos de fuerza y la velocidad máxima comienza a 40 km/h. El Virtus es un verdadero caballo de batalla completo, adecuado para casi todas las tareas que deben ser atendidas diariamente. Sus capacidades de carga, potencia y versatilidad muestran cómo la maquinaria agrícola ha evolucionado desde la época de Cassani, ahora que podemos combinar tecnologías diferentes en un solo tractor.

Y no nos olvidemos de la comodidad de uso. Los tractores antiguos pueden ser divertidos, pero no puntúan alto en confort, al menos en comparación con el Virtus. Además el hecho de que el Cassani no tenía una cabina completa, con características premium como aire acondicionado opcional, un tablero de instrumentos e incluso una nevera integrada son solo algunos ejemplos de cómo ha evolucionado el estándar de confort en esta maquinaria.

Sin duda, los desarrollos tecnológicos han sufrido una gran evolución y han hecho que la agricultura sea más fácil que nunca. Pero es esa simplicidad e incomodidad relativa de nuestros queridos ´oldtimers´, como el Cassani, que todavía nos atrae.

Por cierto, igual te interesa consultar nuestra marca del mes en Julio, SAME, donde encontrarás más de 7000 repuestos para tu maquinaria. No olvides usar el código SAME12 para obtener un descuento del 12% en todos los recambios SAME.